14 de enero de 2016

SOBRE ASTEROIDES Y COMETAS PELIGROSOS

LA RECIÉN CREADA OFICINA DE COORDINACIÓN DE DEFENSA PLANETARIA TENDRÁ UNA MULTIPLICIDAD DE FUNCIONES.

La agencia de investigación del gobierno estadounidense creará una Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria para detectar asteroides y cometas que puedan ser potencialmente peligrosos para la Tierra.

Hasta ahora se han descubierto más de 13.500 objetos cercanos a la Tierra (NEO) y todos los años se detectan 1.500, por lo tanto la misión se está tomando muy en serio. Dentro de las labores que tendrá el departamento está la de detectar anticipadamente objetos PHO (potencialmente peligrosos) que se aproximen 0.05 unidades (150 millones de kilómetros) astronómicas de la Tierra y que midan entre 30 y 50 metros o más.

"Aunque en este momento no se sabe de alguna amenaza de impacto, la súperbola de fuego de Chelyabinsk y el reciente acercamiento del asteroide de Halloween nos recuerdan que tenemos que estar alertas y seguir observando el cielo”, dijo el administrador asociado de la Junta Directiva de Misiones Espaciales de la Nasa en Washington, John Grunsfeld.

Por lo demás tienen que vigilar e informar sobre planetas pequeños y estar alertas en el caso de tener que redirigirlos. En el caso de no lograrlo, los escombros espaciales irán rápidamente a la Tierra y el gobierno estadounidense es quien tendrá que reaccionar para crear un plan de emergencia ante una amenaza de esta categoría.

Los astrónomos pueden detectar cuerpos cercanos a la Tierra con telescopios terrestres alrededor del mundo, como por ejemplo el telescopio espacial NEOWISE de la Nasa

Dentro de los objetos altamente peligrosos se encuentran los asteroides y cometas, creados a partir de restos de hace 4.600 millones de años cuando se formó el Sistema Solar. En el caso de los asteroides, orbitan el Sol entre Marte y Júpiter formando un cinturón de entre 1,1 y 1,9 millones de cuerpos rocosos de distintos tamaños.

Producto de la gravedad de Júpiter y la cercanía que ha tenido con algunos objetos, los asteroides cambian su órbita lo que provoca la expulsión del cinturón principal y el choque ocasional con la Tierra y otros planetas.  

En el caso de los cometas son cuerpos celestes formados por hielo, polvo y rocas, que orbitan el Sol cerca de Plutón. Producto de la gravedad sus orbitas elípticas se acercan mucho al Sol, convirtiéndose en cometas de periodos cortos.


A pesar de que estos objetos son una amenaza, también traen beneficios porque se puede aprovechar la materia prima de los asteroides que se acercan mucho al planeta Tierra, para la creación de estructuras espaciales o también para desarrollar el combustible espacial necesario que se necesita en las distintas exploraciones del Sistema Solar.  

Fuente: La Tercera -  Daniela Palavicino