25 de octubre de 2015

EL EXTRAÑO SER DE LA NORIA AHORA ES INVESTIGADO POR DOCTORES HOLANDESES

UN LARGO TRAYECTO DE INVESTIGACIONES

A 12 años de su descubrimiento de “El Extraño Ser de la Noria”  que fue encontrado en Octubre de 2003 en pleno desierto de Atacama en Chile, y luego de todo tipo de análisis e investigaciones patrocinadas por el Instituto de Investigación de Estudios Exobiológicos (IIEE) de España, continua el interés por parte de ciertos científicos en estudiarlo.

Esta vez han visitado la Sede Central del IIEE de España en Barcelona, dos doctores holandeses que están realizando un trabajo para la Universidad de Cambridge. Estos doctores emprendieron un estudio muy diferente al que realizó hace un par de años el Dr. Steven Greer.  No sabremos el resultado de esta última investigación  hasta que pase algunas semanas.

Foto:  Derecha el Dr. Henk Hiensch, Xavier Bartlett, y Ramón Navia-Osorio presidente del IIEE de España

DETALLES CO-LATERALES

El extraño descubrimiento ha dado para todo en estos años, y es así como hasta lo han “bautizado” con diferentes nombres sin ningún tipo de autorización de los verdaderos dueños de la pieza, pero como la prensa no se fija en estos detalles, muchas mentiras quedan y jamás son aclaradas, y terminan pareciendo verdades con el tiempo. Por ejemplo, la denominación de ATA, que lo denominan muchas publicaciones no tienen ningún soporte de validez, la denominación del IIEE es otra totalmente diferente. SAA “Ser antropomórfico de Atacama” (esta es la correcta de sus descubridores)

Lo concreto, es que durante todos estos años el espécimen ha sido trasladado a diferentes lugares para su estudio, eminentes científicos lo han analizado y no ha existido unanimidad en el veredicto final. Muchos de estos científicos – una vez terminado su estudio - tras bambalinas han expresado su extrañeza y emitido comentarios que nunca han salido a la luz pública, pues la ciencia  oficial tiene cánones  rígidos y nadie se moja en asuntos que podrían traer desprestigio profesional o simplemente ante lo desconocido, todo el mundo se escabulle.

El más reciente ha sido un reportaje “a la americana” de Dr. Steve Greer, quien viajó a Barcelona y analizo al pequeño ser, pero su trabajo más importante fue su promoción comercial del reportaje donde se emitían diversas opiniones, desde análisis del ADN hasta que era un hijo de una indígena chilena de sexo varón. Los detalles de esta investigación quedan como una experiencia con matices que sólo los conocen quienes realmente compartieron con este señor americano.

Lo anterior, no es sólo una impresión nuestra, sino como lo expresa David Álvarez, en su excelente publicación en Barcelona, “DOGMACERO” y quien ha estado siempre pendiente de estas temáticas cerca del IIEE en Barcelona – textual:

"Quiero pensar que debido a un mero “descuido”, Greer presentaba el hallazgo de lo que ya calificaba como “El humanoide de Atacama” sin apenas citar a la persona que con su esfuerzo, dedicación y recursos hizo posible que este “ser” no cayese en el olvido o, peor aún, no se convirtiera en un espectáculo mediático: Ramón Navia Osorio-Villar, presidente del Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos, con sede en Barcelona. No es hasta pasado el minuto 24 del documental que Greer reconoce que “hay un hombre que dirige un instituto en otro país del cual no puedo hablar” y que es el que le hizo llegar ese “cuerpo tan inusual”. Ese hombre fue Ramón Navia.

Quien piense que esta historia es nueva, se equivoca. Navia, que ha viajado por todo el mundo en busca de pruebas de la existencia de este fenómeno, lleva desde el año 2003 (es decir, hace diez años) mostrando al “ser antropomórfico de Atacama” (ese sería su nombre correcto) a todos aquellos estamentos científicos que podrían certificar que se trata de una auténtica anomalía. Al “ser” se le han hecho pruebas diversas (radiografías, tomografías, análisis de ADN…), lo han visto, y lo siguen viendo, catedráticos de biología, médicos y antropólogos forenses de diversas universidades que no acaban de encajarlo dentro de los parámetros conocidos hasta ahora.

“DogmaCero” ha entrevistado al auténtico protagonista de esta historia, D. Ramón Navía, en un esfuerzo por acudir a la fuente primigenia de este asunto para que el lector pueda formarse una idea fundamentada sobre este caso. Más allá de controversias y espectáculos, esta es la verdadera historia del “ser antropomórfico de Atacama”.

Como podrá apreciar el amigo lector, las investigaciones y lo que existe detrás de estas no siempre son las que nos presentan los medios informativos. Claro está, que en estos doce años que  el ser antropomórfico de Atacama (SAA) ha permanecido en la Sede Central del IIEE en Barcelona, nunca se ha dejado de lado la inquietud de saber sus verdaderos orígenes - sean los que sean - pero para eso falta el documento firmado de una eminencia u organización científica, y la verdad sea dicha no están mucho por la labor, pues la ciencia actual también se mueve por intereses económicos y de prejuicios personales, y faltan los verdaderos valientes que rompan esquemas en un mundo totalmente falto de curiosidad, que es la actitud de todo científico que lo induce al conocimiento.

Demás esta decir que en nuestro país este esmero y dedicación sólo existió en su momento como interés mediático, y varios "expertos" sin siquiera haber visto al ser emitieron juicios y declaraciones de las más variadas. Est la vie sur ces questions

En el NOUFA Digital ampliaremos información en un futuro sobre este tema

Equipo Redacción
NOUFA Chile