13 de diciembre de 2014

DETECTADAS POSIBLES SEÑALES DE MATERIA OSCURA


CIENTÍFICOS HAN RECOGIDO UNA EMISIÓN DE FOTONES ATÍPICO EN LOS RAYOS X PROVENIENTES DEL ESPACIO
Madrid. (EP).- Científicos del Laboratorio de Física de Partículas y Cosmología (LPPC) y de Universidad de Leiden han recogido una emisión de fotones atípico en los rayos X provenientes del espacio que podrían ser una evidencia de la existencia de una partícula de materia oscura.
Cuando los físicos estudian la dinámica de las galaxias y el movimiento de las estrellas, se enfrentan a un reto. Si sólo pueden tener en cuenta para ello la materia visible, sus ecuaciones no se suman: los elementos que se pueden observar no son suficientes para explicar la rotación de los objetos y las fuerzas gravitacionales existentes. Hay algo que falta.

De esto se deduce que debe haber un tipo invisible de materia que no interactúa con la luz, pero, en su conjunto, interactúa por medio de la fuerza gravitatoria. Llamada materia oscura, esta sustancia parece representar, como mínimo, el 80 por ciento del Universo.

Recientemente, dos grupos han anunciado su detección. Uno de ellos, dirigido por los científicos del LPPC, Oleg Ruchayskiy y Alexey Boyarsky, lo hallaron al analizar los rayos X emitidos por dos objetos celestes: el cúmulo de galaxias de Perseo y la galaxia Andrómeda.
Tras haber recogido miles de señales a través del telescopio de la Agencia Espacial Europea (ESA) XMM-Newton, y eliminar todas aquellas partículas y átomos conocidos, detectaron una anomalía que, incluso teniendo en cuenta la posibilidad de error de medición del instrumento, les llamó la atención.

La señal aparece en el espectro de rayos X como una débil emisión de fotón atípico que no podía atribuirse a cualquier forma conocida de la materia. "La distribución de la señal dentro de la galaxia corresponde exactamente a lo que estábamos esperando con la materia oscura, es decir, concentrado e intenso en el centro de los objetos y más débil y difusa en los bordes", ha explicado Ruchayskiy.

"Con el objetivo de verificar nuestros resultados, a continuación, analizaron los datos de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, y se han hecho las mismas observaciones", ha añadido su compañero Boyarsky. La señal, cuyo hallazgo ha sido publicado en Arxiv.org, proviene de un acontecimiento muy raro en el Universo. Se trata de un neutrino estéril, un fotón emitido debido a la destrucción de una partícula hipotética.

Si se confirma el descubrimiento abrirá nuevas vías de investigación en física de partículas. Aparte de eso, "podría marcar el comienzo de una nueva era en la astronomía", ha indicado Ruchayskiy.

Leer más en: