5 de agosto de 2014

MAS DATOS SOBRE LA NOTICIA ANTERIOR ...

                                                   
TODO INDICA QUE EL NIÑO DESAPARECIÓ SIN EXPLICACIÓN

Como  es nuestra costumbre no nos gusta quedarnos en la noticia inicial. Es así como hemos recurrido a nuestros archivos y hemeroteca para ver si existían más datos al respecto de esta noticia del niño desaparecido en la localidad de Las Condes y que había ocurrido realmente.

Primero de todo queremos expresar que la noticia está localizada el día 17 de Octubre de 1965, o sea nos equivocamos en unos 15 años respecto a nuestra primera impresión.

El niño tiene los apellidos de Abarca Estay  de tan sólo cinco años y se le sitúa como integrante de una comunidad que habitaba la parcela Rucacura.

Efectivamente fue a comprar pan y tenía una secuela física producida por una poliomielitis en su pierna derecha que lo hacía caminar torcido, y era bastante dependiente de su madre.

A la vuelta de la compra portaba una bolsa plástica con tres panes comprados.

Los habitantes de la zona indicaron que ese día “había niebla arrastrada”

El caso fue investigado por detectives de Nuñoa a cargo de Sergio Rozas. La denuncia quedo en el Tercer Juzgado del Crimen de la capital y pese a la búsqueda en  las laderas vecinas, el repaso del  lecho del río y se levantaron  todas las piedras del sector, Héctor no apareció nunca más.

Una mujer de nombre,  Genoveva Zúñiga de Dotte de sesenta años realizó al mes de los hechos  una extraña declaración:  “Una cosa blanca redonda volaba desde Santiago hacia la cordillera. Tenía una luz muy fuerte de color naranja, se detuvo un instante sobre la casa y después siguió su rumbo…”  Los campesinos nunca separaron el avistamiento de aquel fenómeno  en la misma zona donde desapareció Héctor., pues recuerdan que esa noche la  extraña niebla cubría todo lo que se veía a simple vista y su comportamiento salía de lo habitual.

La localización del suceso es en el kilómetro 22 del sinuoso camino que separa  Santiago de Farellones. Lugar de nieves y también de nieblas constantes.

La aportación de estos detalles están escritos en el libro “Ovnis, extraterrestres y Otros en Chile” del desaparecido investigador nacional Jorge Eduardo Anfruns, demostrando una vez más que lo escrito “queda y aporta datos” comentarios que realizamos en más de una oportunidad con el mismo investigador chileno fallecido en Julio de 2011.

¿Cóndores como expresa el periodista Wolrad Krapp? lo creemos muy difícil, más aún, un rapto por “algo relacionado con Ovnis”…. Lo que sí hemos notado que no hay unanimidad de la localidad en forma certera donde paso este suceso.

Queda aquí esta noticia antigua de un niño que desapareció. Hasta la fecha no se sabe nada de Héctor Abarca Estay….  Extraño, por decir algo… ¿No cree?

Equipo Redacción
NOUFA - Chile