29 de enero de 2014

A 28 AÑOS DE LA TRAGEDIA DEL TRANSBORDADOR ESPACIAL CHALLENGER

LA EXPLOSIÓN DEL CHALLENGER

Ayer se cumplieron 28 años del accidente que sufriera el transbordador espacial Challenger. Una tragedia que costó la vida a siete integrantes de la tripulación y que, sin duda, marcó un antes y un después en la actividad espacial.

Durante 36 meses, todos los programa espaciales norteamericanos fueron cancelados. Además, los países que estaban comenzando a acercarse al desarrollo de la astronáutica también debieron realizar un análisis de cada uno de sus procedimientos.

Millones de personas en todo el mundo estaba siguiendo la transmisión por la televisión. En esos años, cada lanzamiento era seguido con interés por todo el mundo, incluso en nuestro país se interrumpían las transmisiones de los canales para mostrar en vivo y en directo el lanzamiento. Es por ello que muchas personas de Chile aún tienen en su retina la explosión del Challenger, registrada a tan sólo 73 segundos desde su lanzamiento desde el Centro de Florida en Estados Unidos.

Quizás lo que más impactó fue la muerte de Christa McAuliffe, una profesora de escuela y la primera miembro del Proyecto Teacher in Space. Desde ese fatídico día, la ciencia espacial ha sufrido una serie de cambios y ha permitido que varios países unidos estén siendo parte de la Estación Espacial Internacional.

En Chile, en tanto, la actividad astronáutica ha tenido altos y bajos. Todos recuerdan lo ocurrido con el FasatAlfa, la desaparecida Agencia Chilena del Espacio, o el frustrado viaje del primer astronauta chileno en el espacio. Pese a todo ello, nuestro país está haciendo esfuerzos concretos por aprovechar los recursos espaciales disponibles, y la Región de Coquimbo ha liderado ese proceso en lo que ha sido el monitoreo de la sequía y las reservas de nieve en la cordillera.

La actividad espacial nos ha cambiado la vida y por ello es bueno recordar a quienes dieron su vida por brindarnos un mundo mejor.

Cristian Riffo
Columnas - El Día
29.Enero.2014