14 de julio de 2012

ANECDOTARIO UFOLOGICO MUNDIAL - I

GEORGE ADAMSKI

Pionero en la enseñanza de tradiciones místicas tibetanas n la California de los 30, Adamski fue uno de los primeros hombres en manifestar públicamente que estaba en contacto con seres extraterrestres. Nació en Polonia en 1891 en el seno de una familia profundamente religiosa, aunque a los dos años emigró con sus padres a EE.UU., donde residió hasta su muerte en 1965.

Se dio a conocer Al mundo a finales de 1952, cuando publicó una extraordinaria secuencia fotográfica de una nave discoidal que supuestamente procedía de Venus. Junto con el Mayor Donald E. Keyhoe, Adamski fue uno de los primeros en denunciar la existencia de “grupos de silencio, que se oponen a la verdad sobre los platillos volantes”

Su primer encuentro con estos grupos lo tuvo Adamski en 1955, poco después de la publicación de su libro Inside the Space Ships (Dentro de las naves espaciales) cuando dos hombres – que no se identificaron - ofrecieron al “hombre contacto” 35.000 dólares por decir que su obra era pura ficción. No obstante aquello no detuvo a Adamski, y su cruzada particular para reivindicar la veracidad de sus contactos con seres del espacio le llevaría a Europa en dos ocasiones. La primera en 1959, cuando fue recibido en Holanda por la Reina Juliana, el Principe Bernhard y varios profesores universitarios. La segunda, en 1963, le llevaría a Roma, donde fue recibido en audiencia privada – según sus biógrafos – por el ya enfermo de muerte, Papa Juan XXIII

Los mensajes de enseñanzas recibidos de los venusinos con los que Adamski sostuvo que mantenía relaciones, están distribuidos en sus tres libros. Inside the Space Ships, Flying Saucers have landed, behind de Flying Saucer Mystery. El resto de su obra está actualmente custodiada por la Fundación George Adamski, en Vista (California). De hecho, sus relatos no hicieron sino iniciar una interminable saga de otros similares en todo el mundo, consolidándose así uno de los misterios más infranqueables de la investigación de los contactos.

Curiosamente después de haber sido desacreditado por los servicios de inteligencia norteamericanos su cuerpo fue enterrado en el cementerio de Arlington, lugar donde yacen los héroes de los Estados Unidos.

Archivos IIEE Chile