5 de agosto de 2011

CARABINEROS RELATAN EXPERIENCIA
OVNI FISCALIZÓ SERVICIOS DE CARABINEROS EN LONQUIMAY Y VITORIA
En la madrugada del día sábado, 17 de enero del 2009, en la Tenencia de Carreteras de Victoria, se cumplía servicio de patrullaje en el radio patrulla RP-312, integrado por el Sargento Segundo, Roberto Ugarte Tolosa, como conductor y acompañado por el Carabinero Luis Sandoval Garrido. Ambos estaban estacionados en dirección al norte en la doble vía de la carretera panamericana ruta 5 sur, a unos 150 metros al frente de dicho cuartel, controlando el tránsito de camiones.
El cielo estaba despejado y sin luna. Eran las 02:30 hrs.
En un instante ambos funcionarios, se percataron que hacia el oeste, en dirección de la cordillera de Nahuelbuta, sobre una alameda de pinos ubicadas a unos 300 metros, visualmente al costado izquierdo de la Tenencia y tras ella, lentamente se desplazaba una esfera muy luminosa de color blanco radiante, de mediana dimensiones en dirección horizontal a tierra y a baja altura, calculada en unos 50 metros, efectuando un trayecto de 150 metros. Primero se movió lento, pero luego fue acelerando su velocidad. Sin bajarse del vehículo, observaron esa cosa extraña y silenciosa, que iba y venía, durante unos 5 minutos aproximadamente. Y luego se apagó de golpe. Transcurrieron otros 5 minutos. En esas circunstancias, los dos funcionarios se bajaron del vehículo, siempre observando hacia el bosque de pino.
De pronto, el objeto luminoso, se encendió de improviso frente a ellos, a una distancia de unos 100 metros por otros tantos de altura. Prácticamente estaba sobre el cuartel. Ahora pudieron constatar que el objeto tenía un diámetro de unos 15 metros, con bordes imprecisos y su luz no molestaba al mirarlo. Estaba inmóvil y silencioso. El Sargento Segundo Ugarte, entonces con su celular le tomó una fotografía, algunos instantes después, la esfera aumento su luminosidad, dejando como de día en un radio amplísimo, cientos de metros. Eso estuvo así unos dos a tres minutos.
Los testigos, manifiestan no haber experimentado temor ante tal extraño fenómeno, pero sintieron curiosidad y expectación.
Luego, esta esfera comenzó a tomar rumbo oeste, lentamente y sin ganar altura. Cuando ya se distanciaba el Sargento Segundo Ugarte le tomó otra foto con su celular y después lo perdieron de vista. Ahí vieron que la primera foto era sólo una luz radiante blanca, sin definición y la segunda era sólo un punto brillante; después contaría a sus compañeros, que por juego en su hogar le había pasado el celular a un hijo menor, el que lo accionó y borró las imágenes, lamentablemente.
Como a las 03:00 horas, llegó al cuartel el Oficial de Ronda, Capitán Señor, Sergio Cid Barrientos, de dotación de la 5º Comisaría de Caracautín, sin habérsele narrado lo ocurrido con la esfera luminosa anterior, él les expresó, que como a las 00:30 horas, mientras venia en trayecto por la carretera internacional, entre Lonquimay y Curacautín, sorpresivamente se acercó hacia su vehículo una esfera blanco radiante, muy grande y que ocasionó que su vehículo un RP, se apagara el motor, quedando “muerto”.
A los pocos minutos el aparato silencioso se alejó lentamente y a baja altura en dirección al sur. Sucedido esto, el motor volvió a funcionar normalmente, sin daño alguno, continuando con su misión. Entonces si le contaron la experiencia inmediatamente anterior, y se le mostraron las fotos.
Concluyeron que el aparato luminoso era el mismo en los dos casos”.
Nota:
Son numerosísimos los casos en que los motores, pierden toda la energía ante la presencia de un ovni cerca. También se le reputa como un contacto de 2º grado. Distancias: Desde Lonquimay a Curacautín, hay 52 km. Y de Curacautin a Victoria, hay 62 kilómetros. Se acompaña foto de un ovni similar, correspondiente a este caso.
Raúl Gajardo Leopold
Mayor de Carabineros (R)