6 de mayo de 2011

AÑO 1996: OVNI TIPO ADAMSKIANO EN RENAICO * * TESTIMONIO INEDITO
Según testimonios proporcionados por el Sr. Octavio Luis Musrre Correa, el día 21 de Junio de 1996 a las 02,30 en circunstancias que se dirigía desde Angol a Renaico, estando situado a 4 kilómetros de la rotonda de Huequén, mientras conducía su vehículo acompañado de su esposa, luego de haber asistido a una cena familiar, fue testigo de una extraña luz, como una raya trazadora sobre su vehículo, a lo cual no le dio importancia al principio, pues estaba en una zona aún urbana. No llovía y había bruma poco densa.
El testigo describe la luz extraña, como una luz blanca y negro, tenue, como una banda similar a un “paso de cebra”. Esta luminosidad entraba dentro del vehículo desde el techo. Era una secuencia perfecta y rápida.
A tres o cuatro kilómetros más adelante, pudo apreciar por su lado costado derecho, a una distancia de unos 60 metros y en forma paralela a la marcha de su vehículo, un disco luminoso, azulino. No era muy grande “era como una llanta de auto”, la cual giraba sobre su eje y se detenía a veces también girando. Se desplazaba rápidamente pasando sobre el vehículo en marcha, acción realizada en varias oportunidades.
Siete kilómetros más adelante, despertó a su esposa que dormitaba a su lado, y le preguntó si veía algo, ella en primera instancia, no vio nada. Cuando subía la Cuesta de la Mona, disminuyó la velocidad de 70 kilómetros la hora a 30 Km., pues el objeto se había atravesado varias veces en el camino del auto. Según el testigo,en ese momento apagó las luces, sin detenerse… Recuerda que su esposa exclamó... ¡Oh, Dios mío!! pues vieron un gran objeto a la izquierda, como de 30 metros de la carretera, a unos siete metros de altura, detenido. Todo esto, en dirección a la Cordillera de Nahuelbuta.
El diámetro del objeto luminoso, siempre según el testigo era de unos 15 metros. El color seguía siendo azulino, tenue, no molestaba a la vista, como la luz de un televisor en blanco y negro. El tiempo que lo observó notó que se detenía como en el aire sin girar. Después comenzaba a girar, avanzaba rápidamente y aparecía en otro lugar.
Al llegar a Renaico, el Sr. Musrre Correa, se percató que había gente que estaba mirando al mismo objeto volante, e incluso dos vehículos pasaron en dirección a Angol para verlo de más cerca. Logro distinguir a una vecina de nombre Vilma Muñoz, que tiene un negocio en la misma calle que estaba con su vehículo averiado.
No tuvo alteración en el motor de su auto ni en sus relojes. No hubo desaceleración involuntaria del motor.
El fenómeno duro alrededor de 20 minutos
El testigo al llegar a casa, siguió observando el objeto por algunos minutos más.
No ha tenido otra experiencia similar. No ha vuelto a ver otro fenómeno igual.
El testigo al ser interrogado, expresa enfáticamente que el objeto que vio no era un helicóptero, ni un avión… menciona que era realmente un OVNI
Agrega que las luces de este aparato volador eran como las modernas que se pueden apreciar en las discotecas.
Esta declaración fue recopilada el 13 de Agosto de 1996, por el investigador de Angol,
Raúl Gajardo Leopold y permanecía inédita en sus archivos, sin publicarse