8 de diciembre de 2018

INTERESANTE TERTULIA Y REUNIÓN CON "DIMENSIÓN INFINISIMA"

TARDE-NOCHE AGRADABLE

El jueves 6 de este mes se realizo el primer encuentro con "Dimensión Infinisima" donde el investigador y paleontólogo Juan Castillo nos ofreció una interesante charla sobre  la Ecuación de Drake, para luego intercambiar impresiones diversas con los asistentes.

La concurrencia pudo alternar y conversar ampliamente sobre diversas temáticas y no faltaron encuentros de amistades que no se veían hace años. Toda nuestra enhorabuena a los colegas Jaime Tamayo y Fidel Muñoz quienes se esforzaron para que todo saliera bien, e incluso incluyeron sones musicales adecuados a la ocasión lo cual siempre ayuda a un encuentro cordial y ameno.

Nuestras felicitaciones y que se repita. 

(Fotos Juan Castillo exponiendo y a la izquierda Jaime Tamayo conversa con Sergio Alcayaga del IIEE de Chile)

Equipo Redacción 
NOUFA CHILE


3 de diciembre de 2018

LA NASA LLEGA A BENNU, EL ASTEROIDE QUE PUEDE CHOCAR CON LA TIERRA

BENNU, ASTEROIDE PRIMITIVO A ESTUDIO

La misión OSIRIS-REx se aproximará a la roca esta tarde y la «rondará» durante un año antes de tomar una muestra y traerla a nuestro planeta

El primitivo objeto esconde importantes secretos sobre el origen de nuestro Sistema solar

Después de dos años de viaje, la nave OSIRIS-REx de la NASA se reunirá esta tarde (3 de diciembre) con Bennu, un asteroide primitivo del tamaño del Empire State Building de Nueva York situado a unos 300.000 km de nuestro planeta. La sonda tiene como objetivo recolectar una muestra de la roca espacial y traerla a la Tierra, algo para lo que se tomará su tiempo, ya que pasará casi un año realizando observaciones antes de decidir de dónde «robarle» un pedazo. El objetivo científico de la misión es triple: por un lado, Bennu es considerado potencialmente peligroso para nosotros por su cercanía y tamaño, así que resultaría muy tranquilizador conocer bien su trayectoria. Por otro, es tan antiguo que puede desvelar muchos secretos sobre los orígenes del Sistema Solar. Además, los investigadores quieren saber si sus recursos minerales y su contenido en agua pueden ser explotados en el futuro.

OSIRIS-REx, un artefacto de seis metros de largo con sus paneles solares desplegados, se lanzó en septiembre de 2016 desde Cabo Cañaveral (Florida), pero su camino hacia Bennu no ha sido en línea recta. La sonda orbitó el Sol durante un año y entonces, en una colosal maniobra llamada asistencia gravitacional, realizó un cercano sobrevuelo sobre nuestro planeta para utilizar su gravedad como si fuera una honda. El impulso la llevó disparada hacia la roca. En los últimos meses se ha estado acercando a ella lentamente. Sus propulsores han adecuado su velocidad a la de Bennu para facilitar el encuentro.

La nave pasará casi un año estudiando el asteroide con cinco instrumentos científicos con el objetivo de seleccionar una ubicación que sea segura e interesante para recolectar la muestra. En este sentido, escaneará su superficie y establecerá su composición, incluida la distribución de sus elementos minerales y orgánicos. En julio de 2020, sin posarse, tocará brevemente la superficie de la roca con un brazo robótico, una técnica llamada «touch and go» (tocar y marchar). El brazo hará contacto durante aproximadamente cinco segundos, durante lo cuales liberará una explosión de gas nitrógeno que agitará la superficie. Hay suficiente gas para permitir tres intentos de muestreo. Entonces, recogerá un mínimo de 60 gramos y un máximo de 2 kilos. La cápsula con el material se sellará y la nave retornará en marzo de 2021, viajará durante dos años y medio y llegará a la Tierra en septiembre de 2023. No aterrizará, sino que se activarán unos paracaídas y la caja con la muestra será lanzada cerca de la ciudad de Salt Lake (Utah, EE.UU.), donde será recogida. Mientras, la sonda se quedará en órbita alrededor del Sol.


Posible impacto en el siglo XXII
Cuando reciba la muestra, será el equipo de ciencia el que tome el relevo de la misión para catalogarla y realizar distintos análisis. Se trata de un material con un gran valor científico, ya que permanece prácticamente inalterado desde hace 4.500 millones de años, por lo que puede revelar importante información sobre los orígenes del Sistema Solar. Los científicos también tienen interés en conocer cuál es la trayectoria más aproximada de la roca, porque está considerada como potencialmente peligrosa para la Tierra. Se estima que podría pasar cerca de la Tierra, más aún que la Luna, en 2135, y posiblemente incluso más cerca entre 2175 y 2195. La probabilidad de impacto es de una entre 3.000. No es mucha, pero suficiente para requerir que sea vigilada de cerca. Bennu es entre 4.000 a 5.000 veces más masivo que el meteorito que explotó sobre Chelyabinsk en Rusia en 2013, dejando un millar de heridos. La idea de que se nos venga encima resulta inquietante, motivo por el cual tanto la sonda como el asteroide han sido bautizados con nombres de la mitología egipcia relacionados con la vida y la muerte. Osiris es el dios de la muerte y la resurrección, mientras que Bennu es su ave mitológica.


La misión también explora la posibilidad de la explotación minera de asteroides de forma comercial, una idea planteada por algunas compañías privadas. Esas rocas pueden ser fuente de minerales raros o incluso combustible para futuras misiones espaciales. Si OSIRIS-REx tiene éxito, puede servir como ejemplo para esos proyectos. No es la primera vez que una nave se dirige a un asteroide para tomar una muestra. Ya lo hicieron antes con éxito las misiones japonesas Hayabusa I y II. La primera logró traer a la Tierra muestras del asteroide Itokawa en 2010 y la segunda, que intentará hacer lo mismo, fue pionera en depositar dos pequeños rovers sobre la superficie del asteroide Ryugu el pasado septiembre.

Entonces, ¿qué tiene de especial el viaje a Bennu? «Cada asteroide tiene sus particularidades. Bennu y Ryugu son ambos primitivos, pero su composición y sus propiedades fundamentales no tienen por que ser exactamente las mismas», explica Javier Licandro, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). «Estudiar en detalle dos miembros de la población de asteroides primitivos es fundamental para comprenderla en su conjunto. Por ejemplo, el gran parecido en la peculiar forma de estos dos objetos nos dará una información única sobre los procesos físicos que hacen que sean así», añade.

La NASA retransmitirá en directo la llegada de Osiris-Rex a partir de las 17.45 hora peninsular española.

La aportación española
Un equipo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) utilizará las imágenes obtenidas por las cámaras de OSIRIS-REx, durante su acercamiento al asteroide Bennu para generar mapas de color y estudiar la distribución geográfica de distintos compuestos minerales, incluyendo silicatos alterados por la presencia del agua. Como explica Licandro, «este mapa permitirá hacer un estudio de la composición de la superficie con una resolución espacial de unos pocos centímetros. Esto permitirá reconocer regiones de diferente composición superficial y relacionarlas con los procesos geológicos de la superficie». Además, este estudio es también muy importante a la hora de seleccionar las tres regiones donde se tomarán las muestras que se traerán de vuelta a la Tierra en 2023 para su análisis.  ABC

29 de noviembre de 2018

MADRID - ¿INTERPRETACIÓN RELIGIOSA DE LA ÉPOCA?

 
LA IGLESIA MADRILEÑA QUE SE FUNDÓ GRACIAS AL AVISTAMIENTO DE VARIOS 'OVNIS'

La iglesia de Santiago el Mayor, situado en la madrileña calle del Acuerdo, fue fundado por las misteriosas visiones de una beata en el cielo

En la madrileña calle del Acuerdo podemos se sitúa la iglesia de Santiago el Mayor. Concretamente enclavado en la plaza de las Comendadoras, este templo recuerda la importancia que tuvo la Orden de Santiago en todo el país, como demuestran los ilustres personajes que llevaron esta famosa cruz en su cruz cual distinción de los demás.

Sin embargo, la iglesia de Santiago el Mayor también recuerda un suceso que roza lo insólito, al cual se debe nada más y nada menos que su construcción. Según cuenta la leyenda, en 1584, una beata llamada María Ana de Jesús vio en el cielo unas luces misteriosas que no deberían de estar ahí. Ante la sorpresa y las concepciones de la época, aquel extraño avistamiento lo interpretó como un mensaje divino. Un mensaje que sería el de crear una nueva iglesia.

El avistamiento de María Ana de Jesús tuvo que ser tan mediático durante varias décadas que el propio Felipe IV ordenó crear dicho templo religioso, siendo ocupado por las monjas del convento de Santa Cruz de Valladolid. De hecho, se escogió a esta comunidad religiosa porque era a la que pertenecía dicha beata.

Hoy, esta colorida iglesia da color a la calle del Acuerdo, recordando un suceso que permanece desconocido para la mayoría de investigadores, sobre todo de aquellos amantes de la ufología, pues ellos verían en esta historia un auténtico 'caso OVNI' ocurrido en el siglo XVI

Fuente: Columna Cero         

26 de noviembre de 2018

MAS SOBRE ROSWELL

UN NUEVO DOCUMENTO CONFIDENCIAL PODRÍA CONVERTIRSE EN LA MAYOR EVIDENCIA DEL ACCIDENTE OVNI EN ROSWELL.


Una fotografía del general Roger Ramey,  junto a los supuestos restos que fueron recuperados del sitio del accidente (cuando intentaban hacer creer que se trataba de los restos de un globo meteorológico) se puede apreciar en su mano un documento. David Rudiak, investigador OVNI, afirma que utilizando tecnología moderna fue capaz de hacer un acercamiento del documento y descifrar hasta el ochenta por ciento del mismo.

El documento en sí es una comunicación militar, que fue enviada originalmente por oficiales subalternos al alto mando estadounidense, para informarles del hallazgo de una nave extraterrestre con cuatros extraterrestres fallecidos a bordo.

Los expertos creen que este documento, apenas legible, podría demostrar de una vez por todas que los militares recuperaron un OVNI estrellado y cuerpos extraterrestres. Según ha informado en express.co.uk, Alejandro Rojas, presentador de Open Minds Radio: “queda claro que hay una referencia a un disco, y  también se puede ver la parte de una frase que dice: “y las víctimas del accidente … en el Disco … van a enviar …”

Ya en su libro “A History of UFO Crashes”, los investigadores Don Schmitt y Kevin Randle nos explicaban que su investigación mostraba que el radar militar había estado rastreando un objeto volador no identificado en los cielos del sur de Nuevo México durante cuatro días. En la noche del 4 de julio de 1947, el radar indicó que el objeto había caído aproximadamente a 30-40 millas al noroeste de Roswell.

¿Una prueba definitiva del mayor encubrimiento de la historia?

Fuente: Agencias



23 de noviembre de 2018

DIMENSION INFINISIMA, INICIA CICLO DE CHARLAS

TERTULIA JUEVES 6 DE DICIEMBRE

Dimensión Infinisima, invita a una interesante charla con el paleontólogo Juan Castillo Cornejo, el día 6 de Diciembre de 2018  a las 19,30  horas en el Patio Estadio Nacional ubicado en Campo de Deporte 850 en la comuna de Ñuñoa casi frente al Estadio Nacional.

  Un momento especial para conocernos más e intercambiar impresiones 

Entrada liberada. Solo se paga consumo



20 de noviembre de 2018

¿POSIBLES RESPUESTAS EXTRATERRESTRES AL MENSAJE DE ARECIBO?

EN BUSCA DE UN CONTACTO


Google recordó hoy el primer mensaje enviado al espacio para establecer contacto con formas de vida más inteligentes. Pero… ¿hubo respuestas? 

Hace 44 años un grupo de científicos protagonizó una hazaña digna de una película de ciencia ficción. El 16 de noviembre de 1974, en Puerto Rico, se realizó la transmisión más potente jamás realizada al espacio exterior conocida como Mensaje de Arecibo. Intentando establecer contacto con otras formas de vida, se trató de comunicar los componentes químicos del planeta; la apariencia y el tamaño de los seres humanos; la cantidad de población; la ubicación de la Tierra en el Sistema Solar y una descripción del telescopio transmisor del mensaje cifrado.

Y, a pesar de que el Mensaje no llegó aún a su destino previsto (dado que tardará aproximadamente 25.000 años) hay quienes piensan que ya tuvimos respuestas marcianas.


El 21 de agosto de 2001 aparecieron dos círculos de cultivos misteriosos cerca del Observatorio Chilbolton, en Reino Unido. Uno de ellos era un rectángulo con el mismo código binario utilizado en el Mensaje de 1974, pero con distinta información a la utilizada por Carl Sagan.

El otro era un cuadrado con una imagen pixelada que parecía contener el rostro de un supuesto extraterrestre. Hay tantas similitudes con la transmisión de Puerto Rico, que muchos creen que se trata de una respuesta alienígena.

Resultado de imagen para mensaje de Chilbolton

Según los ufólogos (personas que estudian los fenómenos de los OVNIS) que estudiaron el caso. El ser humano promedio fue remplazado por un ser de cabeza gigantesca, muy similar a los extraterrestres tan recurridos por Hollywood. Además, en la indicación de los átomos que componen la vida sobre la Tierra (carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno), agregaron el silicio. Marcaron una diferencia en el ADN, haciendo una forma diferente de doble hélice. Por otro lado, la imagen parece describir otro sistema solar: en el mensaje de Arecibo el humano estaba sobre el tercer planeta (la Tierra), en cambio en este mensaje se destacan el cuarto y quinto planeta.

En otro mensaje codificado dentro de un círculo de cultivo, conocido como la Formación Crabwood, que apareció en 2002, también en Reino Unido. Se concluyó que el círculo de cultivo contenía la imagen de un extraterrestre más otro mensaje binario. Cuando se decodifica utilizando un código ASCII binario de 8 bits se pudo leer dos opciones de posibles respuestas: “hay buenos ahí fuera” o “nos oponemos a la decepción”.

Fuente: El Intransigente