17 de mayo de 2019

FALLECE STANTON FRIEDMAN, EL FÍSICO NUCLEAR QUE SE ATREVIÓ A INVESTIGAR LOS OVNIS

DEJA UNA HUELLA INDELEBLE EN EL ESTUDIO DE LOS OVNIS


El investigador de ovnis de renombre mundial Stanton Friedman falleció a los 84 años. Friedman nació en Nueva Jersey, pero pasó la mayor parte de su vida en Fredericton.

Se le atribuye a Friedman en gran medida el hecho de que el incidente de Roswell, un supuesto accidente con ovni en Nuevo México, se incorpore a la conversación general.

Desde 1967, Friedman habló sobre el fenómeno ovni en más de 600 institutos y universidades y en más de 100 grupos profesionales de Estados Unidos, Canadá y en otros 16 países.

Sin duda, Stanton será recordado por ser el primer científico en investigar el incidente histórico de Roswell. Su descubrimiento explosivo del misterioso evento de 1947 en Nuevo México dejó una huella indeleble en los estudios de ovnis.

Una gran cantidad de libros, películas, programas de televisión y otras formas de medios exploraron el infame incidente que investigó Friedman a profundidad y que coloca a Roswell en el proverbial mapa de la historia de los ovnis.

El caso Roswell, también llamado incidente OVNI de Roswell, del inglés (Roswell UFO incident) se refiere al presunto choque de una nave extraterrestre en Roswell, Nuevo México, EEUU, el 2 de julio de 1947.

El suceso se considera como el nacimiento de la ufología moderna y ha dado lugar a numerosos debates, teorías y especulaciones sobre la existencia de vida extraterrestre que otros muchos consideran totalmente infundados, aceptando la versión oficial que hace mención al choque de un globo meteorológico en un contexto de gran secretismo como el de la Guerra Fría.​

El fenómeno ha tenido un gran peso en la cultura popular y se menciona en numerosas obras de ficción, así como en documentales. Agencias


13 de mayo de 2019

PROJECTO "LIBRO AZUL" Y JOSEPH ALLEN HYNEK ... NUEVAMENTE


EXPECTATIVAS DE LOS SEGUIDORES DE LOS OVNIS

El actor Aidan Gillen interpreta al astrónomo Josef Allen Hynek en una serie basada en las investigaciones reales de la Fuerza Aérea estadounidense sobre los avistamientos de objetos voladores no identificados producidos entre los años 50 y 60.

Con 51 años, el dublinés Aidan Gillen ya tenía una trayectoria digna de elogio antes de sumarse a Juego de tronos como demuestran sus papeles en las series Queer as Folk y The Wire o la película El caballero oscuro. Pero reconoce que interpretar al maquiavélico Meñique ha marcado un antes y un después en su carrera. Tanto que mientras promociona su próximo estreno, Proyecto Blue Book, es inevitable preguntar: ¿quién se sentará en el Trono de Hierro?

"No tengo ni idea. Pero siempre me ha fascinado Sansa Stark, obviamente" ríe. "Se ha convertido en un personaje fuerte, interesante e indescifrable. Solo espero que sea sorprendente. Incluso podría ser un final feliz, eso sería sorprendente", asegura en conversación telefónica con "EL MUNDO" Dicho esto, Gillen celebra haberse despedido de Petyr Baelish -igual que de todos sus personajes- para embarcarse en este drama basado en hechos reales que el 15 de mayo debuta en el canal TNT a las 22.15 horas.

Empezando por el título, el Proyecto Libro Azul fue una iniciativa de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos para estudiar los casos de avistamientos de ovnis durante las décadas de 1950 y 1960, unos 12.000, con el objetivo de determinar si podían resultar una amenaza para la seguridad del país. Gillen interpreta al doctor Josef Allen Hynek, un astrofísico reclutado para investigar estos sucesos que terminó convirtiéndose en el padre de la ufología y un icono de la contracultura.

"Quería interpretar un personaje que no fuera el villano", comienza diciendo Gillen sobre las múltiples razones que le llevaron a protagonizar esta serie, producida por el oscarizado Robert Zemeckis. "Hynek también me interesaba, en particular porque escribió los libros que inspiraron a Steven Spielberg para hacer Encuentros en la tercera fase, que fue una película especialmente importante para mí creciendo y me llevó a interesarme por el cine", confiesa el actor.

"Hay muchísima información sobre Hynek porque lideró esta agencia del gobierno estadounidense durante 17 años, publicó libros, hay varias biografías sobre él, participó e hizo un cameo en Encuentros... Aparte del fenómeno de los ovnis, realizó muchas investigaciones científicas. Tuvo una vida fascinante", explica Gillen. "También contacté con dos de sus hijos, que me contaron cómo fue como padre", apunta para después añadir: "Era un hombre de familia cariñoso, además de un científico brillante".

Siguiendo el modelo del procedimental -y de Expediente X- cada uno de los 10 capítulos de la primera temporada de Proyecto Blue Book explorará un avistamiento real de objetos voladores no identificados como el del monstruo de Flatwoods, el combate aéreo de Gorman en Fargo o las luces de Lubbock, en Texas. Así como fenómenos que a día de hoy siguen sin poder explicarse, aproximadamente un 6% de los casos que investigaron. "Creo que Hynek siempre fue un escéptico y mantuvo una mente abierta, por eso le atraía lo inexplicable. Pero nunca sintió que hubiera obtenido pruebas empíricas y sólidas de encuentros con alienígenas", señala en este sentido Gillen, que pasa a opinar sobre la posible existencia de extraterrestres.

"Se calcula que hay entre 150.000 y 250.000 millones de estrellas en nuestra galaxia y entre 100.000 y 200.000 millones de galaxias, así que creo que es muy poco probable que seamos la única forma de vida del universo", sentencia el actor. "Si hemos sido visitados ya, no lo sé, es poco probable, pero no es imposible. ¿Estableceremos contacto? Posiblemente, y en el futuro es inevitable siempre que la Humanidad sobreviva en este planeta. Los profesionales creen que es posible que hagamos algún contacto en los próximos 100 años, pero puede ser simplemente un bip radiofónico. Espero que sea así y que sean simpáticos", comenta divertido.

Fuente: El Mundo


7 de mayo de 2019

EL ADIÓS DE "ESPACIO COMPARTIDO" DE ESPAÑA - ULTIMA PORTADA


ULTIMO EJEMPLAR DE “ESPACIO COMPARTIDO”

N°  100

Este mes ha terminado su ruta por el mundo de los enigmas y de los no identificados el boletín “Espacio Compartido” que vio por primera vez luz en un lejano mes de Mayo de 1980.

El presidente del Instituto de Investigación y Estudios Exobiólogicos  (IIEE) Ramón Navia-Osorio nos hizo llegar este último número el cual da termino a una labor encomiable de años tras los misterios;  muchas veces incomprendido y otras – las que más se recuerdan – plenas de aventuras, viajes, investigaciones  y encuentros con personas con inquietudes similares.

Todo tiene su fin y la vida tiene etapas y sentiremos nostalgia de no recibir más cada cierto tiempo sus artículos y trabajos siempre desinteresados de los colaboradores que no han sido pocos a través de los años. Personas que han tenido esa curiosidad por saber más e  indagar  lo que realmente nos muestra nuestro entorno.

Lo escrito en “Espacio Compartido” queda,  y seguramente las consultas y pormenores los iremos analizando a futuro. Habrá aciertos, errores, y muchos matices que ver con el tiempo, pero la voluntad de saber y conocer más de nuestro mundo queda impreso incluyendo las buenas intenciones,  todo esto para quienes deseen consultar el día de mañana

Hasta siempre y enhorabuena por vuestra labor.

Raúl Núñez
IIEE de Chile

11 de abril de 2019

"ESPACIO COMPARTIDO" BOLETÍN INFORMATIVO DEL IIEE DE ESPAÑA, SE DESPIDE

39 AÑOS EN LA RUTA DE LOS NO IDENTIFICADOS

Nos comunica el Presidente del IIEE de España, Ramón Navia-Osorio  que el final del boletín "Espacio Compartido" será en la numeración 100, ejemplar que pronto recibirán todos los miembros del IIEE e investigadores que lo reciben habitualmente. 

Su último número tendrá más de 200 páginas  y dará por terminada su ruta en busca del misterio de los no identificados y otros enigmas co-laterales. 

Este longevo boletín comenzó en papel como habitualmente se hacían años atrás estas publicaciones, y su primer número vio la luz en el mes de Mayo de 1980.

NOUFA, seguirá su senda... por ahora. En el próximo número 64 a distribuirse en el mes de Junio haremos un amplio repaso e historial al respecto de este longevo boletín que nos ha acompañado durante tantos años a quienes seguimos esta apasionante temática.

Equipo Redacción 
NOUFA Chile

LA PRIMERA NAVE ISRAELÍ SE ESTRELLA EN LA LUNA

Imagen tomada por la sonsa Bereshee antes de estrellarse en la Luna. REUTER
LA IDEA DE TRES JÓVENES CON FINAL NO DESEADO
A pocos minutos de aterrizar, se perdió el contacto con Beresheet que aspiraba a ser la primera sonda financiada de forma privada


Pasadas de las diez de la noche, un dramático silencio se apoderó de la sala de control de la Industria Aeroespacial de Israel (IAI) en la pequeña localidad de Yehud, cerca de Tel Aviv. Las malas noticias llegaron a escasos minutos del aterrizaje de la sonda espacial israelí Beresheet (Génesis, en hebreo) en la Luna.

"Hemos perdido el contacto con la nave. No seremos el cuarto país en llegar a la Luna", anunciaban en la sala sin disimular una decepción que rápidamente convirtieron en orgullo y esperanza al señalar: "Estamos en la Luna pero no como queríamos. En cualquier caso, lo que hemos hecho es increíble. Israel es ahora el séptimo país en alcanzar la órbita lunar", afirmó el jefe de la división espacial de IAI, Ofer Doron.

Cuando el proceso de aterrizaje estaba a una escasa distancia de culminar con éxito y la nave había enviado incluso dos fotos, los israelíes que se concentraron ante las pantallas en un evento retransmitido por todas las televisiones, radios y webs empezaban a dar por hecho que verían un "Happy End". No fue así. El principal motor -básico para frenar en el aterrizaje- falló en el momento clave. "La sonda no pudo alunizar con éxito y parece haberse estrellado contra la superficie lunar", informaron tras perder el contacto con la nave.

De esta forma, Israel no accede al exclusivo club formado por Estados Unidos, Rusia y China. El primer módulo lunar israelí era también el primero en el mundo con financiación casi completamente privada. Comparada con otros proyectos espaciales de este calibre, su coste era irrisorio: 100 millones de dólares.

Pese al optimismo reinante, Israel se quedó sin la noticia más esperada desde que a las 3.45 del 22 de febrero la pequeña nave fuera lanzada con éxito por el misil 'Falcón 9' desde Cabo Cañaveral-

"El sólo hecho de intentarlo es ya un éxito impresionante. Les felicito. Hemos llegado a la Luna pero no hemos podido aterrizar de la forma que quisimos. En dos o tres años como máximo, la nave aterrizará. Apunten, Israel aterrizará en la Luna", dijo el primer ministro Benjamín Netanyahu en la sala de control intentando animar al filántropo Morris Kahn que aportó 40 de los 100 millones de dólares. El objetivo ahora es Beresheet II.

Todo estaba preparado para una noche definida en Israel como "histórica". Fiestas y reuniones sociales con símbolos de naves y satélites. Decenas de niños reunidos en la sede presidencial en Jerusalén ante el televisor. En la hora marcada, las coordenadas del aterrizaje fueron enviadas a la sonda desde la sala de control israelí a través de un satélite de la NASA. 30 minutos, la nave dejó su zona situada a 17 km de la Luna e inició el aterrizaje automático en un proceso que iba a durar 21 minutos. La nave espacial empleó sus nueve motores para pasar de una velocidad de 6.000 km/h a cero. Pero el motor principal dejó de funcionar.

"El objetivo científico primordial es medir el campo magnético de la Luna y entender su origen. De esta forma, tendremos datos más precisos, sobre anomalías magnéticas más y con mayor resolución", había afirmado el profesor Oded Aharonson (Instituto Científico Weizmann de Rehovot), al frente del área científica de la misión de la asociación encargada del proyecto, SpaceIL.

En los últimos casi dos meses, la sala de mandos en Yehud controló y supervisó cada movimiento de Beresheet. También su primer selfie enviado a la Tierra con la bandera del país y las inscripciones en hebreo "Am Israel Jai" (El pueblo de Israel vive) y en inglés "Small Country, Big dreams" ("Pequeño país, grandes sueños").

Cualquier error, por muy pequeño que sea, podía echar por tierra las esperanzas de llegar a la Luna. El problema en este tipo de misiones radica en la enorme cantidad de elementos que escapan completamente del control y plan planificado de sus responsables. Sobre todo al tratarse de una nave "modesta". Uno de esos elementos, que ahora están investigando, provocó el error.

Hace unos días, Beresheet dejó la órbita de la Tierra iniciando su recorrido a la zona lunar. "Ya hicimos historia al ser el séptimo país en la órbita de la luna", comentó Doron antes de tener que anunciar el fracasado intento de aterrizaje de una misión privada con fines educativos.

UNA LOCA IDEA....
Beresheet era el sueño nocturno de tres jóvenes israelíes en un pub de la ciudad de Holon hace nueve años. Yariv Bash, Kfir Damari y Yonatan Winetraub dieron a luz a una criatura de dos metros de diámetro y menos de 600 kilogramos. La idea para participar en el concurso espacial internacional Google Lunar X Price desembocó en la creación de SpaceIL gracias a la donación de varios filántropos empezando por Khan. El Gobierno aportó alrededor del 2% del proyecto.

La fase de diseño y construcción duró cuatro años y la misión espacial alcanzó las seis semanas hasta su triste final. Beresheet llegó a la Luna pero no de una pieza. 

Fuente: El Mundo

8 de abril de 2019

LOS VISITANTES INDESEADOS EN LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL QUE PONEN EN RIESGO MORTAL A LOS ASTRONAUTAS


EL PROBLEMA FUE ENVIADO DESDE LA TIERRA
- No son extraterrestres -

Más de 22 astronautas han visitado la Estación Espacial Internacional, que orbita desde 1998 la Tierra a 402 kilómetros de distancia y ha sido la estación de reabastecimiento de al menos seis misiones por año hasta agosto de 2017.

Sin embargo, un par de invasores están preocupando a los científicos que trabajan en el lugar, porque no sólo podría afectar la salud de los astronautas, sino a la propia estructura, transformándose en una trampa mortal.

De acuerdo con un estudio reciente, la Estación Espacial Internacional se ha transformado en una especie de habitáculo para bacterias y hongos que pueden causar enfermedades y formar biopelículas que promueven la resistencia a los antibióticos.

Y el problema estaría llegando directamente desde la Tierra, tal como detectó la NASA, tras descubrir que los microbios presentes en la EEI provenían principalmente de humanos y eran similares a los que se encuentran en edificios públicos y oficinas en nuestro planeta.

¿Cuando llegaron?
El resultado de la investigación liderada por el doctor Kasthuri Venkateswaran, publicado en la revista "Microbiome", logró establecer un catálogo completo de las bacterias y hongos que acechan en las superficies interiores de los sistemas del espacio cerrado.

El equipo del investigador principal del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, estableció además que probablemente los organismos están presentes en la estructura desde su construcción en la Tierra.

"El ISS (por su sigla en inglés) es un sistema cerrado herméticamente cerrado, sometido a microgravedad, radiación, dióxido de carbono elevado y la recirculación del aire a través de filtros HEPA. , y es considerado un 'ambiente extremo' ”, dijo Venkateswaran, según cita el portal The Independent.

Los resultados además pueden dar pistas de cómo enfrentar la resistencia microbiana en los humanos, considerando el trabajo que existe en la NASA para enviar personas a Marte.

“A la luz de una nueva era de expansión humana en el universo, como el futuro viaje espacial a Marte, el microbioma del entorno espacial cerrado debe examinarse a fondo para identificar los tipos de microorganismos que pueden acumularse en este entorno único, cómo Por mucho tiempo, persisten y sobreviven, y su impacto en la salud humana y la infraestructura de las naves espaciales ", dijo el jefe del estudio. Publimetro